DESPOJARSE

 

En esta sociedad que vivimos nos podemos contaminar muy fácilmente, y no me refiero a la contaminación atmosférica o hídrica o del suelo  sino a situaciones que son tóxicas, personas que son nocivas para nosotros, realizar ciertas actividades que nos dañan. Hay  tantas maneras de contaminarse en el día a día que siempre necesitamos un respiro, pensar y despojarnos de todo lo malo a nuestro alrededor.

 

¿Qué es despojarse? Despojarse, es desprenderse de todo aquello que nos aturde o molesta o enajena o invade o quita la paz. También es renunciar a alguien o alguna situación porque no nos sienta bien, nos duele, nos está lastimando, nos pone de mal humor, nos quita tranquilidad, nos daña, o simplemente porque todo cambia y ya no nos gusta ni sentimos cómodos.

 

Para mí, es dejar ir algo, alguna etapa de la vida  o alguien que ya no tiene cabida en nuestro presente ni futuro, en el sentido que a veces tenemos que soltar para seguir adelante y estar mejor, o simplemente, dejar de aferrarse. Es difícil ¿No? Renunciar a alguien que ya estábamos acostumbrados pero ahora no nos conviene aunque les tengamos cariño, salir de una situación que ya es común y sentimos que la necesitamos  aunque nos hiere, o desprenderse de cosas que ya no tienen el mismo valor aunque nos sigamos aferrando a ellas.

 

Para despojarnos en la vida tenemos distintos métodos a los cuales les llamaremos ¡Rituales! Estos rituales van desde escribir una carta y romperla al final o dársela a su destinatario con una despedida, llorar un par de días para compensar la renunciar de alguien o algo que nos importa,  dejar de escuchar canciones que nos recuerda a alguna situación en específico o alguna persona en particular, dejar de frecuentar ciertos lugares porque nos traen recuerdos que no deseamos, escalar montañas y en la cima dejarlo todo, viajar y desperdigar un poco de todo lo malo en cada viaje y regresar más sanado, ir alcanzando pequeñas metas que nos alejan más de donde no queremos estar, dejar ir viejos hábitos que nos quitan más de lo que nos dan, perdonar así como aceptar que nos equivocamos como manera de dejar ir lo que ya no necesitamos.

 

Despojándose, es la una excelente manera para seguir adelante ¡Sentirnos libres! Podemos esperar lo mejor de cada cambio, y estar preparados para lo peor. Cuando lo soltemos todo, lo dejemos ir. Cuando enunciamos a lo que no necesitamos se sentirá todo bien, está euforia  como si estuviéramos disfrutando de una tarde con nuestros amigos con un tanto de alcohol y mucha diversión, esta ilusión como si tenemos nuevas oportunidades, nuevos comienzos y alguien nuevo pueda impactarnos en cualquiera de los  momentos increíbles de la vida de manera abrupta pero bella, como si pudiéramos transportarnos a nuestros mejores momentos y vivirlos de nuevo, como si pudiéramos hacer cualquier locura sin tener ninguna repercusión, ser invencibles por un momento y ser intocables por un instante…

 

¡Sentir la felicidad por siempre en un momento efímero!

¡Un respiro de aire fresco!

¡Sentir la ganas de quedarte y no huir!

¡Sentir que puedes bajar tus barreras y dejarte querer!

¡Oh rayos, se siente bien… demasiado bien!

¡Sentirse vivo en totalidad!

 

Debes saber que despojarse, soltar, dejar ir se siente gratificante, es necesario e indispensable.

 

consejosdelconejo
Despojarse para poder seguir adelante.  
Anuncios

4 thoughts on “DESPOJARSE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s